Adhesión o adherencia terapéutica

La Organización Mundial de la Salud (OMS) la define como el cumplimiento de las recomendaciones de salud efectuadas por el paciente, tras ser prescritas por los profesionales de la salud que le atienden. Se trata de un compromiso activo e intencionado del paciente para conseguir la mejora de su estado de salud.

La adherencia a un tratamiento, es una variable que depende de tu comportamiento.

Está alterado por tu propia manera de pensar en tu enfermedad, la importancia que le prestas, el entorno en el que vives, tu propia opinión acerca de ello y  tus creencias personales, Influye si te preocupas… Padecer una enfermedad depende de la gravedad  y  también de cómo afecta a tus relaciones en tu ámbito familiar o tus expectativas en la vida laboral y social.

La adhesión del paciente a su tratamiento es un factor crítico para alcanzar y mantener el control de la enfermedad. No es posible un mejor control sin la participación activa del paciente.

  • Aprender a gestionar la enfermedad es vital frente a una crisis, con las tomas de medicamentos con tu plan de ejercicio…
  • Aprender sobre el control del medio ambiente
  • “¿Cómo está el clima hoy? Tener una vida activa es fundamental, salir de casa abrigado o no, la presión atmosférica me hace sentir peor, me quedo en casa estos días…”.

    “No duermo bien sin el apoyo del oxígeno”.

    “La contaminación o ventilación impacta en mi respiración”.

  • Una monitorización regular de tu enfermedad.
  • Si sigo un plan de cuidados puedo fácilmente aprender y empezar a comprender qué es lo que me viene bien a diario y anotar cómo me encuentro, compartiendo suficiente información para que sea útil a  un educador que entiende de ello y me ayuda a guiarme mejor. 
  • Empiezo a aceptar  que tengo una enfermedad pero vamos a tratar de reducir el impacto en mi vida lo máximo posible. Aprendo otra manera de convivir con ello y trato de vencer las dificultades que me suponen ajustarme a este nuevo capítulo de mi vida.

La adhesión a largo plazo al tratamiento no suele sobrepasar el 50% en los pacientes crónicos y con cuadros complejos. Pero si un paciente y los profesionales a su cargo trabajan conjuntamente este aspecto, se pueden obtener resultados mejores.

Hay estudios que demuestran que  más del 60% de pacientes con EPOC no cumplen su tratamiento farmacológico, mientras que en el caso del asma las cifras varían entre el 30 y el 70%.

  • Se tratan de enfermedades crónicas y complejas  que afectan a varios sistemas de nuestro cuerpo.
  • comorbilidades: más de una enfermedad eg EPOC y Diabetes o enfermedad cardiaca
  • Polifarmacia: Múltiple medicamentos con efectos secundarios.
  • Periodos estables y de empeoramiento en síntomas
  • Necesidad de tomar medicación en los periodos sin síntomas.
  • Periodos de problemas de depresión, ansiedad
  • Pacientes que no reconoce o quiere reconocer la gravedad de la enfermedad.
  • Pobre relación entre el médico y el paciente.

La falta de adherencia va a tener consecuencias para todos los implicados, en el caso de las patologías respiratorias nos podemos encontrar con las siguientes:

  • Para los pacientes:
    • Peor control de la enfermedad:
      • Mal control de los síntomas
      • Uso más frecuente de la medicación de rescate
      • Mayor riesgo de exacerbaciones
      • Tasa de mortalidad más alta
    • Mayor uso de recursos sanitarios:
      • Visitas a médicos y urgencias
      • Hospitalizaciones
      • Ingresos en la Unidad de Cuidados Intensivos.
    • Empeoramiento de la calidad de vida relacionada con la salud.
    • Incremento del riesgo de mortalidad
  • Para el médico:
    • Valoración errónea de la eficacia de los tratamientos.
    • Realización de pruebas innecesarias
    • Incremento innecesario de la dosis de las medicaciones
    • Uso de medidas terapéuticas agresivas que con un buen control de la enfermedad no sería necesarias.
  • Costes:
    • Uso de tratamientos más caros
    • Mayor absentismo escolar o laboral
    • Aumento del uso de los recursos sanitarios

Existen muchas herramientas especialmente con la ventaja de la tecnología y la comunicación que nos ayudan a mejorar esta situación.

El modelo HappyAir pone estos recursos al alcance de pacientes, profesionales sanitarios, terapeutas y familiares,  que desean mejorar su situación personal de salud y conocimiento, donde medimos la adherencia y monitorizamos su evolución.

Powered by themekiller.com