En plena desescalada muchas son las preocupaciones que nos asaltan, especialmente a las personas con enfermedades respiratorias como la EPOC. La desescalada implica salir a la calle, volver a entablar relaciones sociales, reincorporarnos a nuestro puesto de trabajo…, en definitiva, empezamos a volver a nuestra vida normal, aunque no todo será como antes. Veamos cómo sería la desescalada con EPOC.

Ciertos hábitos como el lavado frecuente de manos, mantener la distancia de seguridad interpersonal, el uso de mascarillas tipo FFP2 y limpiar las superficies como los pomos de las puertas y los móviles de manera frecuente, son cuatro ejemplos de nuevas prácticas que vamos a tener que integrar en nuestra vida diaria, con lo que ello implica. Y estos cobran especial importancia en las personas de riesgo como son los pacientes con EPOC.

Durante este periodo, al igual que ha pasado durante la cuarentena, es de vital importancia:

  • Mantener la EPOC bajo control, para ello no tenemos que olvidarnos de tomar la medicación tal y cual la tenemos pautada, sin automedicarnos y sin suspender el tratamiento. Eso sí, los cartuchos presurizados tendrán que utilizarse con cámara espaciadora y no se deberán de utilizar nebulizadores.
  • No olvidarse de realizar los ejercicios de fisioterapia respiratoria, tener unos pulmones limpios de secreciones ayuda a evitar las infecciones.
  • En caso de tener una exacerbación consultar con su médico o acudir a urgencias, si no se trata las consecuencias pueden ser peores.
  • Continuar con el tratamiento de oxigenoterapia según lo pautado hasta el momento.
  • Mantente activo, practica ejercicio en casa o la calle, evitando las zonas de más afluencia de personas y las horas de más calor del día.
  • Llevar una dieta saludable.

No te agobies porque te hayan anulado tu última revisión o pruebas médicas, poco a poco se están empezando a reprogramar estas consultas y en breve recibirás una nueva cita. Es posible que el formato sea diferente ya que la salud digital, es decir, la aplicación de las nuevas tecnologías al campo de la salud, se está comenzando a instaurar en nuestro sistema sanitario. Es posible que estas nuevas consultas sean a través de una llamada telefónica o una vídeo-llamada, pero no debes preocuparte puesto que la asistencia será igual de efectiva.

Si tienes dudas sobre cómo protegerte a la hora de unirte a esta nueva normalidad puedes contactar con nosotros a través de la Línea Conciencia, gracias al apoyo de Boheringer Ingelheim.

 

Bibliografía

https://separ.es/node/1768
https://www.semfyc.es/wp-content/uploads/2020/04/EPOC.pdf