Como sabemos, existen diferentes pruebas que nos ayudan a diagnosticar la infección por coronavirus, el causante de la COVID-19, pero se plantean dudas sobre las diferencias entre sí. En este artículo y en los siguientes te explicamos todo lo que tienes que saber sobre los principales test para diagnosticar la COVID-19.

Las pruebas más utilizadas para diagnosticar la COVID-19

En la actualidad las pruebas más utilizadas son:

  1. Prueba PCR (que por sus siglas en inglés significa ‘Reacción en Cadena de la Polimerasa’): Es la prueba principal de referencia y permite detectar si hay fragmentos del material genético del virus en las vías aéreas respiratorias superiores. Dependiendo dónde se realice el análisis de la muestra, el resultado estará entre las siguientes 12 a 24 horas pudiendo demorarse unos días.

    Puedes leer más sobre las PCR aquí.

  2. Prueba rápida de detección de antígenos: Esta no identifica el material genético del virus, sino que detectan las proteínas presentes del virus en la muestra respiratoria. Los resultados de esta prueba son más fiables si es realizada en los 5 primeros días de aparición de los síntomas, ya que en estos días la carga viral es más alta. Actualmente, se está estudiando si esta prueba sirviera en el caso de las personas que son asintomáticas (no presentan síntomas aun estando contagiadas) pero por el momento no es válida. Los resultados pueden obtenerse tras 15 minutos de realizar la prueba.

¿Podemos tomar el resultado positivo o negativo con el 100% de seguridad?

Independientemente de la prueba, la respuesta es que los resultados no son 100% fiables, dado que puede haber cierto margen de error según la carga viral

La sensibilidad (término que explicaremos en los siguientes artículos) de la PCR depende de la carga viral, esto quiere decir que depende de la concentración que tengamos de virus. En el caso que diésemos negativo en la prueba, no podríamos decir con un 100% de seguridad que no estamos infectados, ya que puede que sí lo estemos, pero no con la suficiente carga viral como para ser detectada por la prueba.

La sensibilidad de la prueba de antígenos es menor que la de la prueba PCR, lo que hace que sea menos fiable. A esto hay que añadirle que el análisis de la muestra tiene que hacerse en un máximo de 2 horas desde que se coge, si este tiempo se alarga la sensibilidad será menor aún.

Ambas pruebas servirán para saber si tenemos la infección activa por coronavirus (COVID-19). Sin embargo, utilizan métodos distintos con lo cual, habrá que evaluar qué test se aplica según el caso.

Si quieres más información sobre test para diagnosticar la COVID-19 y otros temas relacionados con la enfermedad, te invitamos que te unas a nuestra  Comunidad [email protected]  Re-COVID  en la que podrás compartir experiencias y consultar tus dudas con nuestros profesionales sanitarios.

Autora:
Teresa García Barredo, Fisioterapeuta Respiratorio de la Fundación Lovexair y Coach HappyAir

Revisoras:
Eva Maroto López, Fisioterapeuta Respiratorio de la Fundación Lovexair y Coach HappyAir
Lila Martínez Ucha, Departamento de Comunicación de la Fundación Lovexair

Bibliografía

Estrategia vigilancia y control e indicadores
Cómo funcionan y en qué se diferencian las PCR y los test rápidos de coronavirus
Prueba coronavirus diferencias test rápido PCR  covid19 España
Posicionamiento SEIMC diagnostico microbiológico COVID19