La neuropatía laríngea es una de las cusas de las tos crónica, un  síntoma  frecuente en la  población  general,  y  podría  estar  aumentando  su  prevalencia debido al incremento de  la  contaminación ambiental. Es un problema que afecta de manera considerable la calidad de vida  de  las personas y supone un gran impacto económico para la salud pública.

Sabemos que la tos es un  motivo  de  consulta  frecuente en la clínica ambulatoria, y es importante tener en cuenta que se trata de un reflejo fisiológico primitivo, siendo el primer mecanismo de defensa de la vía aérea.

Según su duración Se clasifica en:

  • Aguda, cuando es menor  a  3  semanas
  • Crónica o persistente,  si  es  mayor a 8 semanas

Debido al desconocimiento que existe sobre los procesos fisiopatológicos de la tos crónica, y al desafío clínico que supone, es cada vez más necesario tener un enfoque diagnóstico y terapéutico multidisciplinar.

Las causas principales de la tos persistente son:

  1. Goteo postnasal o síndrome de la vía aérea superior. Leer más
  2. La tos derivada del asma. Leer más
  3. Reflujo gastroesofágico /reflujo faríngeo-laríngeo o extraesofágico. Leer más
  4. Algunos medicamentos
  5. Infecciones

Las tres primeras conforman el 86% de las causas. Ahora bien, descartadas  éstas, cobran importancia   los   trastornos   sensoriales   del  nervio  vago  o  “neuropatía  vagal”, cuyo diagnóstico y tratamiento es competencia del especialista de otorrinolaringología.

La  neuropatía  laríngea  sensitiva se produce porque la laringe es muy sensible a ciertos estímulos. Los síntomas más frecuentes son:

  • Sensación de cosquilleo constante o intermitente
  • Irritación
  • Ardor
  • Sensación de asfixia en la laringe
  • Carraspeo frecuente
  • Ronquera
  • Mal funcionamiento de las cuerdas vocales que se cierran en la inspiración.
  • Globus: Sensación no dolorosa en la garganta que se explica como si tuvieran un cuerpo extraño o nudo en la misma.
  • Disfagia: Problemas para tragar

Puede aparecer con:

  • Cambios en la temperatura ambiente
  • Inspiración profunda
  • Risa
  • Humo del tabaco
  • Sprays/perfumes

El  objetivo  del  tratamiento  de  la  neuropatía  laríngea es modular las vías neuronales del circuito de la tos, con el fin de restablecer el umbral hacia la  normalidad, es decir, intentar que los receptores de la tos sean menos sensibles para que no reaccionen ante pequeños estímulos. Esto lo conseguimos con tres acciones/intervenciones/estrategias:

  • Educación
  • Recomendaciones conductuales
    • Medidas de  higiene  vocal  y  estrategias  de  reducción de la tos y carraspera (hidratación, evitar exposición a desencadenantes, medidas de antireflujo,…)
  • Tratamiento farmacológico

CONCLUSIÓN

Si presentas algunos de los síntomas mencionados, o consideras que puedes padecer esta enfermedad, es importante que lo consultes con tu médico y analizar las causas, pudiendo así encontrar el tratamiento lo más rápido posible y preservar tu calidad de vida.

 Para cualquier duda, contacta con nosotros escribiendo a nuestra coach Mar Estaban [email protected] Para más información sobre la tos crónica te invitamos a formar parte de nuestra comunidad Manejando la tos

 Fuentes:

BARRIA E, Tamara; CHUANG CH, Ángela  y  ORTEGA T, Andrés. Tos persistente y neuropatía laríngea. Rev. Otorrinolaringol. Cir. Cabeza Cuello [online]. 2018, vol.78, n.2 [citado  2020-12-02], pp.213-220. Disponible aquí.