Con los datos que se manejan en la actualidad parece ser que tener alergia y COVID-19 no supone un mayor riesgo a la enfermedad, ya que el sistema inmunitario de estas personas funciona como el de una persona no alérgica.

En cambio, una persona que además tenga asma sí que debe tener más precauciones debido a que cualquier infección respiratoria, no sólo la COVID-19, puede desestabilizarla. Las infecciones respiratorias producen inflamación de las vías respiratorias lo que aumenta el riesgo de sufrir una crisis asmática. Además, es posible que la gravedad de la COVID-19 sea mayor.

Recomendaciones que tienen que seguir las personas alérgicas para prevenir la COVID-19

Las personas alérgicas tienen que tener las mismas precauciones que una persona no alérgica:

  • Lavado frecuente de manos.
  • Evitar tocarse la nariz y los ojos. Para aliviar el picor se recomienda usar colirios, lavados nasales con suero fisiológico o agua con sal y, cuando sea necesario, administrar antihistamínicos tópicos.
  • Al toser o estornudar hay que taparse la boca con un pañuelo desechable o con el codo.
  • Utilizar mascarillas en caso necesario, especialmente si tiene síntomas de infección.
  • Ventilar la casa evitando hacerlo en las horas de mayor concentración de pólenes (de 12 a 17 h).
  • No tener contacto físico con otras personas.
  • Quedarse en casa salvo fuerza mayor.
  • Deben de continuar con su tratamiento habitual:
    • Si recibe vacuna inyectada tiene que seguir los protocolos establecidos en su centro de Salud para poder acudir a él. Si no puede recibir la dosis contacte con su alergólogo.
    • Si la vacuna es sublingual puede y debe seguir administrándola como siempre.

Los niños alérgicos

Las investigaciones sobre la COVID-19 están demostrando que los niños, aunque se infectan igual que los adultos, no produce síntomas o lo hace manera muy escasa.

Los niños alérgicos no tienen mayor riesgo de padecer complicaciones debido a la infección del coronavirus y tienen el mismo riesgo de contagio que lo no alérgicos.

Las medidas que tienen que tomar son las mismas que el resto de los niños.

Y recordemos, tener alergia y COVID-19 no supone un mayor riesgo a la enfermedad.

Bibliografía

https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/documentos/CRONICOS20200403.pdf
https://www.seaic.org/inicio/sala-de-prensa/enfermedades-alergicas-y-covid-19.html